kirk lightsey

KIRK LIGHTSEY
300 ppp (download) · in english

Kirk Lightsey nació en Detroit en 1937. Con la ayuda de su familia, estudió música con Johnson Flanagan (hermano de Tommy Flanagan) y con Gladys Wade Dillard, quien fue profesora del propio Tommy Flanagan y de Barry Harris, entre otros.

En la Escuela Técnica Superior Cass, Hugh Lawson y Paul Chambers le hicieron descubrir el Jazz:  Kirk pasó muchas tardes de su juventud en casa de Barry Harris practicando junto a Charles McPherson, Lonnie Hilliard y Ira Jackson.

En 1954 Kirk obtuvo una beca para estudiar el clarinete en la Universidad Wayne, pero al año siguiente decidió dedicarse a la música como profesional. Obtuvo su primer trabajo en la banda de Beans  Bowles, en la que también figuraban Al Aarons y Joe Henderson.  Trabajó en shows de rhythm and blues junto a Della Reese, T. Bone  Walker y los Four Tops, y tocó Jazz junto a Yusef Lateef, Melba Liston y Ernestine Anderson.

En 1960 fue llamado a filas, y durante los siguientes años tocó clarinete, fagot y flauta en bandas militares. Al ser licenciado, volvió a Detroit junto con el contrabajista Cecil McBee, con quien formó un dúo que resultó muy popular en los clubs de Jazz de Michigan. En 1965 trabajó como pianista de Damita Jo. Este fue el primero de otros muchos trabajos como acompañante de cantantes, entre los que se incluyen O.C. Smith y Lovelace Watkins. A principios de los setenta se trasladó a Los Angeles, donde trabajó con Bobby Hutcherson, Pharoah Sanders, Harold Land y Esther Philips.

En 1979 entró a formar parte del cuarteto de Dexter Gordon. Kirk considera éste como uno de los trabajos más importantes de su carrera, ya que su asociación con Gordon le otorgó la atención de críticos y público, contribuyendo a consolidar su nombre entre los pianistas de elite.

Durante los años ochenta, Lightsey ha sido la fuerza pianística del grupo The Leaders, que incluye a Arthur Blythe, Chico Freeman y Lester Bowie. Ha trabajado asimismo con Jerry Gonzalez y ha dirigido trios junto a Santi Debriano y Eddie Gladen.

En 1993 se traslada a Paris, desde donde desarrolla una activa carrera de freelancer.

Su CD Goodbye Mr. Evans, grabado junto al baterista/percusionista Don Moyé y el contrabajista Tibor Elekes obtuvo extraordinarias críticas de la prensa especializada.

Kirk define su estilo como el de “un típico pianista de Detroit incorporando la consciencia de Bud Powell, algo del estilo de Art Tatum, un feeling bebop y una concepción pianística del instrumento”