carl allen

CARL ALLEN
300 ppp (download) · in english

En la vida del baterista y compositor Carl Allen, nativo de Milwaukee, la búsqueda de la esencia del swing determina toda su carrera. Desde su adolescencia esta idea tomó forma, sobre todo a partir del momento en que empezó a tocar con grandes músicos como Sonny Stitt y James Moody. Su búsqueda musical continuó en la Universidad de Wisconsin-Green Bay (1979-81) y en el William Paterson College de New Jersey (1981-83). Mientras estaba en el William Patterson, trabajó en el grupo de Freddie Hubbard (1982-1990) haciendo de director musical y de road manager.

“Mi objetivo es llegar al nivel de Art Blakey, Art Taylor, Elvin Jones y Billy Higgins, todos ellos sentados detrás de la batería generando swing: el poder del swing es algo especial y una vez consigues este nivel todo lo demás se pone en su sitio”.

En la linea de un verdadero Mensajero (como Art Blakey), Carl Allen empieza a exponer los ideales de Blakey dentro y fuera del grupo de Hubbard. En 1988, Allen se convierte en miembro co-fundador de las producciones Big Apple (con el saxo alto Vincent Herring): a través de esta productora hacen varios discos para discográficas japonesas (Alfa, King, Venus, Keystone Music International, etc.) presentado nuevos talentos como Roy Hargrove, Nicholas Payton y Cyrus Chesnut.

Carl Allen tiene una agenda llenísima, para hacer grabaciones y giras. Igualmente es muy activo como líder (recientemente lidero su New York all Star Band durante un mes entre EE.UU. y Japón) Muy buscado y apreciado como acompañante  ha grabado con Terence Blanchard, Joe Henderson, Eric Reed, Vincent Herring y muchos otros.

Lo que otros dicen de Carl Allen:

“Agresivo sin ser intrusista, Allen equilibra sus novedosas ideas rítmicas con un swing intemporal”
-Peter Watrous, New York Times

” … un batrista con partes iguales de fuerza y delicadeza …”
-Gene Kalbacher, CMJ Magazine and Hot House

“…Allen – un potente baterista de la escuela de Art Blakey – proyecta a sus músicos fuera de la frialdad y el abandono hacia el mundo extrovertido y testimonial de las congregaciones gospel.”
-Geoffrey Himes, Washington Post

” Mucho más que otro joven baterista de talento, Carl Allen es al mismo tiempo un buen director, hombre de negocios y productor … una de las grandes fuerzas del jazz contemporáneo.”
-Sid Gribetz, JazzTimes Magazine